lunes, 9 de junio de 2014

AMORES PASADOS


A mis amores inciertos
 

Hace más de un año o dos que me paso soñando con amores pasados. Con aquellos que fueron inocentes: los de intercambio de miradas, algún roce de manos "accidental", muchas cartas y algunos poemas. Sé que todo el mundo sueña con viejos amores, pero tras tenerlos  tan seguidos, de un tiempo para acá, un día se lo comenté a mi sicóloga. Le dije que no entendía por qué tenía esos sueños recurrentes.



Me preguntó cómo eran y cómo me sentía en ellos. La verdad es que siempre son sueños bonitos, plácidos y me provocan felicidad. Cuando sé que estoy soñando no he querido despertar, pero luego que estoy consciente me da risa haber soñado con un amor tan lejano. El asunto es que mi sicóloga me dijo que si soñaba con ellos no significaba que los extrañara, ni nada por estilo, sino que me hacía faltaba sentirme como me sentía en aquel tiempo. Eso me parece más extraño aún. En aquella época era una chica bastante infeliz.

Hace más de 20 años, uno de esos amores fue bien importante en mi vida y era el amigo a quien le confiaba todo. Ya no tengo ni su amor ni su amistad; lo segundo es una pena. Hoy día mantengo relaciones amistosas con la mayoría de los hombres con quienes he roto relaciones románticas, y eso me agrada.

Sin embargo, no extraño para nada mi adolescencia. No me hace falta sentir lo que sentía entonces si siempre estaba sola, escribiendo y oyendo canciones "corta venas". Me carteaba con ese amigo (del que creo haberme enamorado) y escribía poemas  muy cursis. Curiosamente nunca me deshice del montón de cartas que me escribió, si no se las han comido los ratones, están en algún lugar de mi casa de San Germán.

Hace unas noches volví a soñar con este amor. Aunque casi nunca recuerdo claramente el sueño, sí, algunos fragmentos y las sensaciones. Y repito, siempre son apacibles. No obstante, ante la insatisfacción de la explicación que me dio mi sicóloga, me puse a buscar en Internet el significado de soñar con amores pasados. Esto fue lo que encontré:

1.      Estar viviendo una situación similar a la de aquel tiempo: No es mi caso.
2.      Tener una necesidad afectiva en el presente: Nunca había tenido más amor que ahora.
3.      Esa persona te tiene presente en sus pensamientos: No tengo forma de corroborar esto y dudo que sea así.
4.      Necesidad de cerrar el círculo: Esta es mi favorita, ¡me muero! (como dice mi hija).

Imagínenme tratando de contactar a una persona de la que no sé hace tantos años para "¿cerrar un círculo?" Me da risa y nervios imaginarme algo tan raro. Leí de una chica que se iba a casar y no paraba de soñar con un antiguo amor, lo contactó, se citaron, hablaron, cerraron el círculo (no sé cómo) y ella pudo casarse y seguir adelante... Ajá.

Esto de la sicología y la interpretación de los sueños es algo complejo. No sé si tenga la necesidad de cerrar algún círculo; mi vida sigue adelante, amo y soy amada (aunque no es románticamente), me siento feliz y deseo seguir soltera. Por otro lado, soñar con mis amores pasados (con uno en particular) no me hace daño, solo me intriga. Porque también tuve muchos noviecitos y no sueño con ellos nunca.

A mis antiguos amores les deseo que sean felices y que nunca lamenten algo que tenga que ver conmigo. Si tengo que "cerrar algún círculo", ojalá que esta columna sirva para algo. Pues ya estoy grande para amores platónicos.

P. D. Qué creen, ¿empiezo a pedir citas?




 


Busca el libro en tu tienda Walmart más cercana.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario